Los retos como punto de partida

Los retos como punto de partida 

Michelle Arévalo–Carpenter es co-fundadora y gerente de Impaqto, una organización de innovación social basada en Quito, Ecuador.

En este capítulo, Michelle nos habla sobre los riesgos que implica querer transformar la cultura política y cómo el aprendizaje sobre esos riesgos la llevaron a lo que ahora es su pasión, la innovación social.

A través de la innovación social, Michelle ha encontrado un camino para activar a la ciudadanía y escapar de la polarización política que vive Ecuador; y ahora es un referente del trabajo colaborativo.

Según nos cuenta, Impaqto inició como un grupo de amigos que se juntó para hablar de los obstáculos, estrategias y aprendizajes que cada uno tenía en sus procesos de innovación. Pronto la comunidad lanzó el piloto que se convirtió en el primer proyecto de Impaqto.

Ahora su modelo de negocio está evolucionando. Antes se enfocaban en la búsqueda de un espacio en el centro de la polarización política. Ahora mantienen esta línea de trabajo e incluyeron los laboratorios para incubar proyectos de impacto social.

Su metodología contiene 4 etapas: la ideación, el desarrollo de producto, incubación y pre inversión, para lograr crear empresas que tengan impacto social ambiental, que sean competitivas en el ecosistema existente y que aseguren su sostenibilidad a diferentes niveles.

“Hay que enamorarse de un problema y no de la solución. Como agente de cambio sabes qué marca quieres dejar en tu vida al ponerte al servicio de un problema”, afirma.

Este podcast fue posible gracias a la producción de AKORDE FD.


Challenges as a starting point 

Michelle Arévalo–Carpenter is the co-founder of Impaqto, a social innovation organization based in Quito, Ecuador.

In this chapter, Michelle talks about the risks taken when deciding to change the rules on the political arena and about her newly found passion for social innovation. 

Through social innovation, Michelle has identified a path to activate communities and allow for political participation in Ecuador. Now her initiative is a referent of collaborative work.

Impaqto started as a group of friends that got together to talk about obstacles, strategies, and experiences in their own innovation processes. Soon the community launched a pilot that became Impaqto's first project. 

Now their business model has evolved into a 4 stage methodology that includes 1) ideation 2) product development 3) incubation, and 4) pre-investment, to create competitive and sustainable social impact businesses.

Through her work, Michelle has learned about rapid prototyping, adaptation and improvement of existing solutions, that’s why she firmly states that "you have to fall in love with an issue and not with the solution”.