En Florencia ya están Diciendo y Haciendo

En Florencia ya están Diciendo y Haciendo

Por Camilo Segura

Diciendo y Haciendo llegó a Florencia, la capital de Caquetá, para entender las preocupaciones y el trabajo de movilización y participación ciudadana que vienen desarrollando los jóvenes de la región. Durante tres días trabajamos con 18 líderes colombianos, menores de 30 años, para identificar cuál es la visión común que tienen de su entorno, potenciar sus ideas transformadoras, conectarlas entre sí  y, sobre todo, para ponerlas en marcha.   

Después de habernos conectado con los jóvenes de Córdoba y el Urabá Antioqueño, en los dos talleres anteriores de Diciendo y Haciendo, llegamos a la puerta de la Amazonía colombiana con la expectativa de entender las transformaciones que necesita una región que ha vivido en medio del conflicto armado, las dinámicas del narcotráfico, la deforestación, y muchos otros problemas; y que ahora, en medio de la posibilidad de construir la paz, necesita del trabajo y el empeño de la ciudadanía activa.

La diversidad de orígenes y trabajos de los asistentes fue el rasgo distintivo. Encontramos representantes de colectivos de comunicación, fundadores de microempresas con enfoque solidario, voluntarios de programas para la implementación del acuerdo de paz, gestores de iniciativas ambientales, desarrolladores de transformaciones en el modelo educativo y ciudadanos de a pie con ganas de cambiar su entorno.   

El principal reto que tuvimos fue enfocar toda esa energía en el trabajo conjunto. Llegamos a puntos de acuerdo sobre la necesidad de proteger el medio ambiente, de darle oportunidades a la población víctima del conflicto y excombatiente, de potenciar la educación como motor del cambio social pero, sobretodo, construimos redes de trabajo que, esperamos, se consoliden en el corto plazo y se conviertan en el epicentro del trabajo ciudadano para Florencia.

Nos vamos con la esperanza de poder promover las iniciativas que salieron del taller. Queremos que, en el mediano plazo, y con el monitoreo del trabajo que nació en este campamento, la ciudadanía sea la protagonista de los cambios que necesita Caquetá. Sabemos de la decisión y el compromiso que nació en Florencia. Los sueños de cambio se harán realidad si seguimos Diciendo y Haciendo.