LAS 8 CLAVES DE LA MOVILIZACIÓN POR 20 GRUPOS INDÍGENAS

Las 8 claves de la movilización por 20 grupos indígenas

Por: Lina Torres

 A mediados del mes de Octubre miembros del equipo de Movilizatorio emprendimos un viaje a Europa para participar de la Gira Guardianes del Boque COP 23. La Gira, que tiene como objetivo realizar acciones de visibilidad e incidencia acerca del rol de las comunidades indígenas en la prevención del cambio climático llevará a 20 delegados de Mesoamérica,  Sur América, Indonesia y la cuenca del Congo alrededor de 7 capitales europeas. En cada ciudad, los delegados participarán de ruedas de prensa, encuentros con la sociedad civil, reuniones con tomadores de decisiones, protestas y activaciones dirigidas a consolidar alianzas, generar consciencia y hacer incidencia alrededor de cinco puntos clave:

  1. La criminalización,  violencia  y asesinatos de los defensores de los bosques y de las selvas.
  2. Los derechos territoriales para los pueblos indígenas y de comunidades locales.
  3. El acceso al financiamiento para la adaptación al cambio climático.
  4. El pleno respeto del  derecho al consentimiento libre, previo  e informado.  
  5. La valoración  e incorporación del conocimiento  ancestral en las medidas y estrategias para  enfrentar el  cambio climático.  

A 13 días de haber emprendido esta aventura, hacemos un balance de las lecciones que hemos aprendido de organizaciones aliadas que participan en la gira y sobre todo, de los pueblos indígenas y comunidades locales, que tras años de lucha y búsqueda de reivindicaciones, son excelentes referentes de lo que se debe y lo que no se debe hacer para lograr incidir. Aquí les presentamos 8 de ellas:

 1.      Piensa visual

 La Gira Guardianes del bosque fue pensada para ser un “statement” sobre ruedas. Llegar en un bus completamente uniformado y con delegados de tantos países es algo que como mínimo, logra generar curiosidad. Así que la primera lección es no pasar desapercibido. El bus es en sí mismo un material de campaña; las personas de pueden tomar fotos con él, se puede parquear en las plazas públicas o cerca a edificios emblemáticos. Sin duda, llamar la atención es el primer paso para lograr incidir.

Bus.jpg

2.      Habla en Tweets

 Los delegados que acompañan la gira son líderes experimentados. Una de las cosas que más nos ha llamado la atención es su habilidad para hablar y responder las preguntas de los periodistas en frases cortas, poderosas y memorables que funcionan perfectamente para convertirse en tweets, titulares de prensa, postales o cuadros para enmarcar¡ Vean, por ejemplo, cómo Patricia Juruna de Brasil respondió a un grupo de estudiantes a la pregunta de cómo los Europeos pueden aportar a su causa:

Tweets.png

3.      Sé visible y saldrás en la foto

 Muchas de las comunidades con las que participamos en la gira tienen trajes típicos vistosos y coloridos, que los hacen llamar la atención donde quiera que van. Ellos ha aprendido que, así como su identidad y cultura han sido fuentes de discriminación y persecución, en este escenario les dan poder, y usadas de manera inteligente, muchísima visibilidad¡ Esta es una característica especial de esta gira, pero aplica para todas las acciones de incidencia. El cartel más grande es el que sale en la foto, la acción más creativa es la que llama la atención y si de eso se trata, hay que hacerlo bien. … Si la vida te da trajes típicos…aprende a hacer un baile. 

Foto.jpg

4.      Pon un pie en la puerta

 Durante esta Gira hemos tenido la oportunidad de cruzar un par de palabras con importantes tomadores de decisiones; en el Parlamento Europeo o en el Royal Society de Londres. Es probable que estas personas no puedan dedicarte mucho más que unos minutos. Esto puede resultar frustrante cuando se ha viajado de lejos y se tienen necesidades urgentes. Pero hey! un paso a la vez. Los líderes indígenas de la gira nos han enseñado acerca de la paciencia y la persistencia. Con el tiempo, muchos de ellos han logrado sentarse a la mesa con políticos, organismos multilaterales e incluso con las corporaciones que destruyen sus bosques. Así que ningún espacio es perdido, cuando pones un pie en la puerta tienes mayor probabilidad de mantenerla abierta después.

 5.      Conoce tus datos

 Todos los públicos son diferentes. El líder de campañas de Purpose que encabeza esta gira dice que a la gente le tenemos que llegar “al cerebro, a la tripa y al corazón”. Así que comencemos por el cerebro. Ninguna campaña tiene credibilidad si no está sustentada por datos claros. No hace falta tener folios de estudios, pero sí conocer a fondo –sí, saberse de memoria-  4 o 5 cifras que den cuenta de la magnitud de la problemática. En esta gira, por ejemplo, nos referimos constantemente al número de defensores ambientales indígenas que son asesinados cada año o a las cantidades de CO2 capturadas por los bosques en territorios indígenas.

 6.      Una historia vale más que mil datos

Los datos son importantes. Pero en realidad, lo que logra convencer y producir empatía es el golpe a la tripa y al corazón. Las historias personales, la experiencia de primera mano es eso que sólo aquel que lo vive puede brindar –para las cifras está Google- así que el storytelling debe estar siempre en el centro. Justo ayer, Mina Setra de Indonesia le respondía una pregunta a periodistas de The Guardian contando acerca del río al que ella iba a montar canoa cuando era una niña, el mismo río que se secó y que sus hijos no van a conocer. Ouch¡ Directo a la tripa y al corazón. Súmenle a eso una cifra de deforestación y el caso está hecho.

 7.      Un buen vocero te salvará

 No todo el mundo tiene el don de hablar en tweets, del storytelling y del manejo de las cifras, pero cuando encuentres a esa persona, no la dejes ir¡ Toda causa necesita un o una vocera y aquí los egos se deben dejar a un lado por el bien de la causa. Esto no significa, dejar de darle la oportunidad a otros o de construir las capacidades de los demás. Sólo se trata de ser estratégico y entender que hay escenarios y oportunidades en las que es mejor utilizar los mejores recursos disponibles. Nadie estrena zapatos el día que va a correr la maratón de su vida.

 8.      Problemas sí, pero solo con soluciones

 No hay nada que aburra más a un tomador de decisiones que una persona sumándose a la fila de peticiones. Así que la lista al niño Dios es mejor dejarla para Navidad. A la hora de hablar con la o las personas que realmente te pueden ayudar. Hay que tener 3 cosas, 1. El problema (lo más fácil), 2. Lo que esa persona en específico puede hacer para solucionar o contribuir a la solución del problema (un poco más difícil) y 3. Lo que tú puedes hacer o ya estás haciendo para contribuir (lo más difícil). Normalmente pensamos que las soluciones están en manos de los demás, pero un argumento poderoso frente a un tomador de decisiones es acercarte diciendo lo que tú ya estás haciendo para contribuir y lo que esa persona puede hacer para ayudarte a tener aún más éxito.